jueves, 7 de febrero de 2008

CARAS VEMOS

A medio proceso de registro de afiliación y de certificación de CAPs, no dejan de asombrarme las actitudes y reacciones de nuestros adversarios. Pensé dos veces en escribir lo que a continuación narraré, porque he invitado a amigos interesados en la política y en la participación ciudadana, a afiliarse a este partido, y se que esta información puede desmotivarlos. Sin embargo creo que es aleccionador porque me queda muy claro cuales son las prácticas que nunca estaría dispuesta a reproducir.
El primer día del registro de CAPs en Hidalgo, falló el sistema por el internet. El segundo día, el hotel en el que se encuentra el CICAP denunció a TELMEX la pérdida total de acceso al sistema. Y finalmente el jurídico de TELMEX levantó un acta ante el ministerio público por atentados contra obra pública, ya que ante las largas filas de personas intersadas en afiliarse y certificar su CAP junto con nosotros, algún delincuente tan ocurrente como envidioso, decidió que cortar los cables de fibra óptica, podría seguramente desesperar a los decididos ciudadanos y auyentarlos del proceso.
En Tapachula, la desesperación de los contrincantes también se evidenció cuando uno de ellos, al ver como avanzaban los grupos de CAPs que no les favorecían, robaba las actas de certificación, arrebatandolas de la mano de los delegados.
En Durango varios grupos de CAPs alertaron que se había acercado a ellos un líder "campesino de escritorio", para ofrecerles una módica cantidad si no se afiliaban y lo doble si se afiliaban apoyándolos a ellos.
Me queda claro que estamos en un proceso de competencia desleal. Pensé que podía esperar algo diferente. Ya no espero ningún gesto de descesncia del otro grupo. Lo que si espero es que pese a sus trucos, trampas e incluso travesuras delictivas, logremos superar en calidad y cantidad los afiliados y Comités de Acción Política para renovar al partido.
Falta todavía mucho y ahora sí, las caras no me engañan.
Publicar un comentario