viernes, 10 de octubre de 2008

AGUAFIESTAS

No puedo evitarlo, hoy me sobra desencanto y en algún lugar tengo que aventarlo.
Al menos tengo ya identificadas las razones de porqué mi estado de ánimo lleva días arruinado:
1.- El amor siempre pierde intensidad.
2.- La corrupción todo lo corroe.
3.- Las convenciones sociales nos tienen aún más enajenados que las religiones.
4.- Los cambios son tan paulatinos que sus evidencias resultan casi imperceptibles, en tiempo de vida humana.
5.- Tal vez no tiene caso seguir intentando cuando ya se ha demostrado  infinidad de veces, que no es la política lo que da resultados.

Publicar un comentario