miércoles, 3 de octubre de 2007

RETROSPECTIVA: DEMOCRACIA POSPUESTA

A tres días de que de la Segunda Asamblea Extraordinaria de Alternativa del 2007, convocada por una verdadera mayoría de consejeros, fuera cancelada por fallas en la gestión documental (comprobación del número de integrantes del Consejo Político Federado), caigo de sentón en esta silla dura para alimentar de algún modo mi esperanza de que todavía hay elementos para reconstruir un partido organizado y lidereado voluntariamente por ciudadanos independientes con propuestas y causas transformadoras, en un contexto de competencia democrática con garantías de imparcialidad.
He de aceptar que hay más ingredientes para dejar morir la confianza que para reanimarla. El primero y más preocupante es la interpretación del Tribunal Federal Electoral, cuando afirma que el Consejo Político Federado se muestra renuente para iniciar el proceso de elección interna dictado por sus estatutos. Como dictamen inapelable, respeto la decisión, sin embargo considero indispensable hacer explícito que la intención de este amplio grupo de consejeros recaía justamente en reencausar el proceso no solo para contar con una comisión electoral autónoma, completa, de consenso y con capacidad operativa, sino para no detener más el compromiso de realizar asambleas que permitan la renovación de las direcciones estatales y finalmente de la dirección nacional.
En segundo lugar me preocupan las declaraciones públicas que de quienes envueltos en elegante falsedad, aseguran haber mantenido disposición al diálogo para alcanzar el consenso. En los hechos, son ellos quienes han mostrado una clara intención de retrasar el proceso de elección interna con un decepcionante y simulado juego de mesa de diálogo en la que sólo han extendido propuestas para repartir el poder como quien entrega fichas al mejor postor.
Y entonces, deposito mi esperanza en el trabajo del despertar de consciencias, de formación de ciudadanía, de convencimiento uno a uno. Eso es lo que hace la diferencia, lo que nos matiene en movimiento, lo que promete irrumpir el status quo, lo que demolerá la barrera que construyen cuando se suman los políticos de siempre. La democracia esta pospuesta pero no cancelada.
Publicar un comentario