martes, 4 de diciembre de 2007

LAMENTABLE LA DECISIÓN DE LA SUPREMA CORTE SOBRE EL CASO LYDIA CACHO

El 29 de noviembre el diario La Jornada publicó que:


La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó por seis votos contra cuatro que no hubo violación grave a las garantías individuales de la periodista Lydia Cacho Ribeiro, con lo que exoneró al gobernador de Puebla, Mario Plutarco Marín Torres, de las acusaciones en su contra.

Para el ministro presidente de la Suprema Corte, Guillermo Ortiz Mayagoitia, la periodista fue objeto de “irregularidades menores” y no violaciones graves en términos del Artículo 97 constitucional en el proceso penal en su contra, opinión que compartió la mayoría.

Ortiz Mayagoitia sostuvo que “de la llamada telefónica (entre Nacif y Marín), aún suponiéndola probada en toda su extensión, no surge un ponerse de acuerdo del titular del Poder Ejecutivo (local) con el presidente del Tribunal Superior de Justicia ni una orden a la procuraduría, para que actuando conjuntamente consumaran actos ilegales en contra de los derechos humanos de la periodista Lydia Cacho".

Los ministros lo secundaron y señalaron que no hay evidencia contundente de que existió conspiración de autoridades para agilizar la denuncia del empresario Kamel Nacif contra Cacho por relacionarlo con redes de pederastia en su libro Los Demonios del Edén.

También se pronunciaron por que, en caso de la existencia de violaciones a garantías, otras instancias judiciales den seguimiento a los actos ilícitos en que presuntamente incurrieron el gobernador de Puebla y otras autoridades de esa entidad y de Quintana Roo.

La ministra Olga Sánchez consideró además que la acción penal por difamación contra Cacho se desarrolló en términos legales. “No se puede afirmar sin controversia alguna que (Mario Marín) tuvo la participación que se le imputa”, agregó.

La Corte determinó que Marín Torres tampoco será investigado por las conversaciones telefónicas en las que se evidenciaban asuntos de pederastia y pornografía infantil, porque –estableció- esas llamadas no tienen valor probatorio.

Por su parte, el ministro instructor Juan Silva Meza reiteró su convicción de que Marín Torres es responsable de la violación grave de garantías de la escritora y, a manera de reproche, dijo que en un Estado constitucional democrático y de derecho no puede haber cabida a la impunidad.




Seguramente los ministros de la Suprema Corte de Justicia que absolvieron a Mario Marín, tenían argumentos jurídicos para su decisión, pero no asumieron la responsabilidad que implicaba resolver en contra del abuso de una autoridad evidentemente ilegítima y corrupta.
Ni siquiera consideraron que si bien su resolución no era vinculatoria era totalmente simbólica.
Es sumamente lamentable saber que en México quienes son capaces de denunciar públicamente la violación de los derechos humanos no sólo se enfrentan al uso perverso de la autoridad, sino que estan desamparados por las instituciones que debieran ser garantes de la justicia.

A continuación anexo un desplegado de Alternativa DF que expresa claramente la indignación que esta resolución nos provoca.

En el caso Lydia Cacho

Un retroceso para la justicia en México, la resolución de la SCJN

Alternativa DF lamenta y deplora la decisión de quienes integran la Suprema Corte de Justicia de la Nación en torno al caso de los derechos de la periodista Lydia Cacho. Resulta evidente que esta resolución constituye un mensaje abierto de impunidad para quienes acostumbran atropellar los derechos ciudadanos desde la esfera del poder político.

Basar una decisión judicial suprema sólo en los tecnicismos legales, sin considerar las implicaciones sociales que la situación lleva implícita, resulta un desatino grave y contraproducente con el espíritu de justicia que debe tener como guía máxima una institución como la Suprema Corte.

Ante la conciencia y demanda ciudadana queda de manifiesto, una vez más, que en México pueden más las oscuras complicidades de quienes abusan del poder público que la exigencia de justicia por parte de quienes pretenden ejercer sus derechos ciudadanos plenos. Guardar silencio ante esta cuestionable decisión sería irresponsable, más cuando el tema del abuso sexual infantil está relacionado de manera directa.

Gracias a esta resolución, se puede afirmar que en México se sigue convalidando la impunidad desde las más altas esferas institucionales.

Alternativa DF seguirá manteniendo su apoyo moral a la periodista Lydia Cacho en su lucha contra la impunidad y el abuso oficioso del poder político, con la esperanza de que las instancias internacionales competentes reconozcan la validez y lo conducente de sus demandas, y actúen en consecuencia.
Publicar un comentario en la entrada