miércoles, 21 de mayo de 2008

*LENGUAJE AUTÓNOMO: caja


De chica coleccionaba cajas, es lo único que logré coleccionar seriamente, porque mi temperamento no me daba para acumular y conservar objetos por mucho tiempo. 
En realidad pensaba que las cajas tenían algo extraño porque son una forma de atrapar el vacío, de contener la nada, de encarcelar el aire.
Eso era porque mantenía  diminutas cajas vacías en una repiza del librero y no permitía que mis hermanas intentaran poner algo dentro.
Hoy meti diez años de mi vida en cajas de cartón. Y en efecto, el problema es que el vacío que guardaban antes de que osara  llenarlas, se escapó por todos lados y me intoxicó.
Las cajas  pronto volverán a estar vacías, como debe de ser. Me entrenaré para atrapar todas las moléculas de inexistencia que quepan en ellas.
Publicar un comentario