jueves, 11 de septiembre de 2008

Deja Begné la dirigencia del PSD

Sonaba muy comprometido cuando se postuló para reelegirse como presidente, estuvo dispuesto a todo incluso a mandar golpear militantes y resistió todas las denuncias públicas de fraude y clientelismo, exponiendo lo que siempre defendía a toda costa: su trayectoria e integridad. Se dedicó a mentir, a manipular, hizo alianza con lo peor de la política en México. Perdió amigos, se hizo de enemigos.
Así que las razones por las que renuncia a la dirigencia del partido, deben ser inconfesables porque ni el partido esta consolidado institucionalmente ni el tuvo nunca la intención de fortalecerlo y abandonarlo.



Alberto Begné: “Dejo la dirigencia,voy por una curul”
Aurora Zepeda
Alberto Begné renunciará el próximo 20 de septiembre a la dirigencia nacional del Partido Social Demócrata para buscar un cargo de elección popular en las elecciones intermedias de 2009. En exclusiva para este diario explica las razones de esa decisión que se da después de la lucha hasta en tribunales para mantenerse en el cargo ante la ex candidata presidencial Patricia Mercado.

— Se dice que renunciarás a la dirigencia del partido para buscar un cargo de elección popular. ¿Es cierto?

— Este partido, en un esfuerzo colectivo, ha vivido una etapa de construcción que ya suma cuatro años. Y en esta etapa me tocó enfrentar el proceso electoral de 2006 con una profunda inequidad, y me ha tocado después un proceso de construcción institucional que ya ha permitido asambleas, consejos políticos, consejos estatales en todo el país. Me parece que con este proceso he cumplido con una responsabilidad que debe culminar el próximo 20 de septiembre, cuando celebraremos una asamblea nacional para hacer reformas estatutarias, y con eso se cerrará la etapa de construcción. Creo que para la etapa de consolidación tenemos en el partido cuadros magníficos…

“Viene ahora es una renovación con sentido de institucionalidad democrática, una renovación que demuestra que ésta no fue una lucha de personas en el partido; del otro lado sí había una visión personal y patrimonial en esta visión de caudillos y caudillas que hay en México. Estamos a unas semanas de iniciar el proceso electoral, y quien asuma la dirigencia lo hará antes. Mi planteamiento es presentar la renuncia a partir del 20 de septiembre y dedicarme enteramente a hacer ese trabajo en campo, trabajo político y social, indispensable en todo el país.”

— ¿Vas por diputación o por senaduría?

Mi intención es estar en la Cámara de Diputados y, por esa razón, en un ejercicio mínimo de congruencia, creo necesario separarme del cargo. No es correcto desde la dirigencia amarrar la candidatura, sino más bien ir a hacer trabajo político, ganar el voto para ser diputado federal y en eso estaré a partir del 20 de septiembre.

— Renuncias después de enfrentar el problema interno y pasar por tribunales. ¿Por qué dejar la dirección del partido para buscar el voto?

La batalla que dimos fue contra la pretensión de un cacicazgo, encabezado por Patricia Mercado. A lo que nos enfrentamos fue al intento de un grupo, en contubernio con Marcelo Ebrard y operado por René Bejarano, que quería colocarse por encima de la institucionalidad democrática del partido, un poco lo que ocurre en el PRD con López Obrador, y logramos que ganara la institucionalidad.

“Yo no me metí a esto por una ambición personal, nunca había militado en un partido; me metí por convicción, no por un proyecto patrimonial, y la mejor manera de demostrarlo y poner el ejemplo es tomando esta decisión.”

— ¿Existe garantía de que una vez que renuncies, quienes tengan intención de ocupar la dirección no van a repetir el enfrentamiento?

No, de ningún modo, ya terminó el proceso de integración de asambleas, ya no hay un proceso electoral nacional para elegir al presidente, sino que la elección se desarrollará en el ámbito del Consejo Político Nacional, órgano integrado por 75 personas, y ellos tendrán que conocer las planillas que se registren, las candidaturas y se hará una votación libre y secreta. Ya no será un asunto de disputa, porque tenemos un sistema interno más parlamentario. Si Patricia Mercado quisiera, podría volverse a apuntar en el Consejo Político y volveríamos a tener un ejercicio democrático.”

— ¿Cuál sería tu conclusión, tu evaluación de tu paso por la dirección del partido?

La satisfacción de ver materializado un proyecto pensado durante años, desde 1996. Enfrenté el conflicto con el ala campesina y el doctor Simi. Fue muy satisfactorio salir de una situación tan adversa y lograr, después de varios intentos, el refrendo de un partido socialdemócrata. Me quedo con la grata experiencia de haber asumido el reto democrático de una contienda abierta para instalar asambleas en todo el país.

“Hoy tenemos estructura en todo el país y el partido sigue consolidándose, con todas las limitaciones e inequidades que existen. Hemos colocado en la agenda temas que eran tabú, y la verdad diría que no es fácil construir un partido surgido de la sociedad, que enfrenta adversidades, pero que vale la pena, porque como sociedad no podemos callarnos y no participar.”
Publicar un comentario