martes, 23 de septiembre de 2008

HOY ES DÍA DE FIESTA!!!! PARA CONTINUAR CON LA ALTLERNATIVA, NOS VAMOS DEL PSD

El día de hoy dejamos de ser integrantes del Partido Socialdemócrata. Nos llevamos la Alternativa que aspiró, a través de un partido, a construir una política capaz de poner en el centro de su acción los intereses de la gente. En un proceso marcado por las trampas y sellado con la violencia, la dirigencia de este partido ha roto el contrato que en la campaña electoral del 2006 hicimos con la ciudadanía en torno a un programa y a una identidad para transformar la política mexicana.

En 2006 nuestro proyecto logró la confianza de más de un millón de ciudadanos. Entonces nos comprometimos a hacer las cosas de una manera diferente. Nos comprometimos a hacer política con ideas, no con intereses; a proponer nuevas formas de enfrentar los problemas y a trabajar con transparencia y honradez para que el espacio público deje de ser un espacio de complicidades y compadrazgos; para combatir la corrupción y la impunidad; para abrir mayores  espacios de participación y sobre todo para impulsar un programa contra la desigualdad, las discriminaciones y promover la autonomía de las personas. Esos siguen siendo nuestros compromisos. Nosotros mantenemos nuestra palabra.

        Cuando la ciudadanía está pidiendo seguridad, los que se quedan hoy con la patente del partido usan la violencia para expulsar a quienes se les oponen. Lo que queda como Partido Socialdemócrata no es un espacio seguro para nadie, ni es una organización democrática, pues mientras la Suprema Corte avanza en determinar la importancia del voto secreto, en la asamblea del pasado fin de semana, en una nueva modificación estatutaria para hacer reglas a modo de su autoritarismo, marginan el voto secreto.

        Queda claro que en el PSD las dirigencias y los recursos se decidirán en la mesa del contubernio; las comisiones autónomas han quedado integradas para garantizar la impunidad y dejan en la absoluta indefensión a la militancia; cierran toda posibilidad para competir y que se cuenten los votos, para disentir y no ser purgado y para exigir rendición de cuentas, pues la complicidad de quienes las integran lavará las corruptelas. 

Dejamos el partido para  construir  la Alternativa a la que nos comprometimos en nuestro contrato con la ciudadanía.

Aspiramos a una política diferente, de causas y compromisos.

Construiremos un movimiento que promueva la participación ciudadana como una forma de aprendizaje social que se exprese en elecciones, parlamentos, comunidades y movilizaciones.

Un movimiento que no aspira a incorporar a los ciudadanos a través de acuerdos corporativos, sino de convergencias puntuales o coyunturales que se construyen a través de la acción política. 

Un movimiento cuyo elemento de cohesión no sean aparatos ni prerrogativas, sino propuestas producto de la deliberación continua, reuniones cara a cara y movilizaciones para promover la equidad económica y social, la calidad educativa, la protección del medio ambiente, el acceso a la justicia.  

Un movimiento de ciudadanos, no de burocracias a sueldo a costa de los recursos públicos.

Queremos movilizarnos para lograr una profunda transformación de las instituciones del país, para lograr una democracia más amplia y deliberativa.

No nos vamos a detener. Convocamos a la gente que libremente se  quiera sumar  al Movimiento Alternativa, para construir un camino en el que la ciudadanía tome en sus manos las decisiones políticas de nuestro país.

Publicar un comentario