martes, 4 de noviembre de 2008

EU FESTEJA SU DEMOCRACIA Y MÉXICO PADECE UN DOLOROSO SÍNTOMA DE SU CAOS

No se todavía como interpretar lo sucedido. La información es poca. Aquí en México, pese a que todos estábamos contagiados por la alegría de elecciones de Estados Unidos y la llegada de Obama a la presidencia, el tema ha pasado a segundo término.
Con la noticia del "accidente-atentado" al avión en que viajaba el Secretario de Gobernación,  y el exdirector de la SIEDO. Desde casa escucho las ambulancias y patrullas que no dejan de alamarnos. El estómago se me revuelve al ritmo de sus sirenas. La felicidad de lo lejano se opaca con la incertidumbre de lo cercano. De pronto parece que lo que desearíamos resolver con procesos democráticos y de construcción de ciudadanía, requiere de una ingeniería social más sofisticada. Quizá mañana tenga un poco más de claridad sobre lo sucedido. Ahora solo siento una infinita frustración. 
Publicar un comentario en la entrada