martes, 4 de noviembre de 2008

FINALES SILENCIOSOS

Hay despedidas sin voz. Retiradas de puntillas, que sigilosamente cierran ciclos, no hay avisos, se sabe que llego el final, pero no se dice. No hay que voltear hacia atrás si no es para recordar los retos superados y los buenos ratos, que afortunadamente siempre hay.
Publicar un comentario