viernes, 20 de marzo de 2009

Los diputados no quieren informar sobre ingresos y gastos. EL REFORMA

Los coordinadores parlamentarios de la Cámara de Diputados pretenden evitar que sus bancadas estén obligadas a rendir cuentas sobre el gasto de los millonarios recursos que reciben.

Lo anterior será posible con modificaciones al nuevo Reglamento de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales.

En el dictamen original, que fue aprobado en diciembre pasado y ya está en segunda lectura para discutirse en el pleno, se incluía a las fracciones como sujetos obligados a rendir cuentas.

Sin embargo, a propuesta del Partido Nueva Alianza, y con la aceptación del resto de los partidos, se considera cambiar el artículo 47 para retirar a los grupos parlamentarios de la lista de los entes que deben proporcionar información a las peticiones que lleguen a la Unidad de Transparencia de la Cámara baja.

Ayer, los líderes de las bancadas buscaban aprobar la modificación para autoeliminarse con el argumento de que los grupos parlamentarios no son reconocidos jurídicamente.

Tan sólo en el último reporte semestral, de septiembre de 2008 a febrero de este año, los partidos se repartieron 347 millones 818 mil pesos.

El reglamento plantea, además, la creación de un consejo de transparencia como órgano con autonomía operativa de gestión y decisión que se encargue de revisar las inconformidades sobre las respuestas a peticiones de información que formule la ciudadanía.

La discusión del proyecto, que se pretendía realizar ayer en tribuna, se aplazó ante la propuesta de modificar varios artículos
Publicar un comentario