miércoles, 22 de abril de 2009

minutos virtuales o reales


Estoy despierta al menos 800 minutos al día, de los cuales los úlitmos 2 años he pasado más de 500 frente a la pantalla de la computadora, trabajando, leyendo, navegando, preparando comunicados o enviando respuestas, subiendo fotos, viendo fotos de otros, generando ideas, difundiendo acciones colectivas. Además de los 120 minutos en los que itinerantemente revisó la blackberry para ver si tengo mensajes, si alguno de mis "amigos" o  "conocidos" anunció algo importante en su status de facebook, si los blogs publican algo inédito, si los periódicos tienen notas de última hora. 
No es fácil evaluar el resultado de esas horas invertidas en lo que presiento que ha sido una vida virtual, más que una vida real. Lo que si puedo ver es como se han reducido los espacios en los que mantengo conversaciones cara a cara, en los que escucho sobre la vida y anécdotas de otros, son cada vez menos los minutos que intercambio opiniones voz a voz con mis compañeros de trabajo, cada vez menos los minutos en los que miro a los ojos a mis interlocutores. Me separa y me protege una pantalla. Con un adictivo y compulsivo click, me relaciono con el mundo que me rodea sin mayor compromiso que un mensaje suelto que sea lo más impersonal y poco comprometedor posible. La verdad es que empieza a estorbarme un poco esta voz de teclado que se parece poco a la mía. Así que algo tendré que hacer al respecto, no hay como vivir sintiendo que lo que se escucha, se dice, se ve, se huele y se toca, existe de verdad.
Publicar un comentario