sábado, 30 de mayo de 2009

VOTO NULO, NO SOLO UNA PROTESTA SINO UNA PROPUESTA

¿QUÉ NOS MUEVE A ANULAR EL VOTO?

Las propuestas de los candidatos a legisladores son indiferenciables, todos prometen escucharnos, prometen velar por nuestra seguridad y algunos quizá hagan algunas propuestas para apoyar al ejecutivo o para fortalecer la oposición.
La mayoría al igual que los candidatos a delegados en el distrito federal no hace ningún tipo de autocrítica sobre las anteriores legislaturas y administraciones y, lo que es más lamentable, la mayoría deposita su esperanza en conquistar a los votantes distribuyendo lonas con su sonriente foto y asegurando que nos devolverán la paz social, sin asumir que sus facultades legislativas y sus facultades delegacionales les dan poco margen para ello. Si duda eso responde a los resultados de sus carísimos estudios de mercado, en los que la seguridad aparece como una necesidad prioritaria de la población.
En cambio, si estuvieran dispuestos realmente a atender los reclamos de la ciudadanía sus propuestas serían más serias, apegadas a sus facultades y cercanas a los votantes.
Se ha discutido bastante sobre el desperdicio que representaría un 10% de voto nulo en las próximas elecciones. Bajo la lógica de los partidos eso es sin duda un porcentaje que si se distribuyera de manera inversa a las tendencias electorales haría gran diferencia en la conformación del congreso y en la ocupación de las jefaturas delegacionales. Otros, quizá sin intereses partidistas pero defensores del sistema electoral y del sistema de partidos, anuncian que el voto nulo atenta contra las instituciones democráticas y debilita la participación ciudadana. Esa es una trampa que en realidad atenta contra la libertad de quienes valoramos la democracia y respetamos sus instituciones pero entendemos que si las ofertas de una elección no responden a nuestras necesidades, podemos anular nuestro voto no sólo como protesta sino como propuesta.

¿RIESGOS DEL VOTO BLANCO Y RIESGOS DEL VOTO NULO?

Considerando que el Código Federal de Instituciones y Procesos Electorales, en su artículo 277 establece que para el escrutinio de votos, el voto nulo se suma a los votos anulados por error, será difícil medir con certeza el porcentaje de votos nulos que intencionalmente se han querido emitir. Pero esa no es razón para persuadir a quienes estamos dispuestos a hacer uso de nuestra libertad de anularlo.
Es muy importante detectar el alto riesgo que corre nuestra boleta si la dejamos en blanco. Es indispensable cruzarla por completo o añadir leyendas de propuesta. Aunque estamos ya blindados con funcionarios de casilla ciudadanos y observadores electorales que reducen el riesgo de que se haga un mal uso de las boletas, no es recomendable dejarla en blanco.

VOTO NULO, NO SOLO UNA PROTESTA SINO UNA PROPUESTA

Sería buenísimo encontrar en las propuestas de los candidatos compromisos que disminuyan sus privilegios y que abran las puertas a la participación directa y sistemática de los ciudadanos en las decisiones públicas. Por eso sugiero que en nuestra boleta incluyamos propuestas como:

1.- Una reforma del Estado integral.
2.- Presupuesto prioritario a seguridad social (salud, educación, campo, generación de empleo)
3.- Un piso básico que garantice recursos a todos por igual (ingreso ciudadano universal)
4.- Una nueva Ley de Partidos Políticos, que signifique un recorte drástico de los recursos públicos que se les destinan.

5.- Legislar el voto nulo para que tenga consecuencias en los presupuestos de los partidos políticos.
6.- Quitar compensaciones, seguros privados y dispensas de impuestos a diputados y funcionarios públicos.
7.- Modificación del fuero para legisladores (un ejemplo contra la impunidad)
8.- Reforma electoral seria que amplíe las posibilidades de participación ciudadana y rompa el tripartidismo paralizado. (iniciativa popular a nivel federal, referéndum, plebiscitos)
9.- Reforma fiscal que no deje fuera a los evasores y que imponga impuestos mayores a los consorcios monopólicos.
10.- Hacer más estricta la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la información Pública Gubernamental, de modo que se incorpore como sujetos obligados a partidos políticos y sindicatos del estado.
Publicar un comentario