sábado, 18 de diciembre de 2010

Mi artículo en la Silla Rota. IMSS y derechos traspapelados.

Perfil: Norma Loeza Cortés de 42 años es una apasionada del cine, escribe reseñas profesionales del tema e intercala este gusto por las historias en pantalla, con su trabajo de incidencia en políticas públicas para jóvenes.
Diagnóstico: Esclerosis múltiple
Tratamiento médico: Inteferon con un costo mayor a 6 mil pesos mensuales.
Expediente del IMSS: inexistente.
Después de 7 años de ofrecerle atención médica y subsidio de medicinas, el Hospital Regional 72 del IMSS en el Estado de México, perdió el expediente de Norma y le suspendió el tratamiento. Ante la falta de procedimiento oficial se vio obligada a reiniciar su registro como derechohabiente en la clínica de lo familiar. Este proceso toma normalmente entre dos y tres meses, lo cual en un tratamiento crítico pone en riesgo la vida de la persona. Ella se decidió hacer solicitud de su expediente vía el sistema de solicitudes de información del IFAI y esto le permitió excepcionalmente, que el subdirector de la clínica la exentara de realizar el trámite desde el inicio.
Fue curioso que la información que le proporcionaron tras su solicitud, fue justamente la que ella había entregado para comprobar que ya había sido diagnosticada y tratada.
Hoy en día, la garantía del derecho a la salud en México es tan frágil como una hoja de papel. Con un vientecito se nos vuela, el descuido de un derrame de café lo invalida y el azar de caer en un folder o en otro, lo suspende.

Leer completo
Publicar un comentario