jueves, 26 de abril de 2012

Internet en el debate del primer y el tercer mundo

Desaparecida la Unión Soviética, la teoría maoísta de los tres mundos sostenida por la acumulación de armas y las riquezas equivalentes entre los dos países que fueron potencias, perdió sentido. Igualmente resulta caduca la idea tradicional de clasificarlos otorgándole a la URSS el segundo escaño. Sin embargo, la tentación de dividir al mundo por niveles de desarrollo, poder adquisitivo y capacidad de alterar la seguridad del resto, no puede ser fácilmente atemperada. Así me sucedió en el Foro Libertad en Internet para el Desarrollo Mundial, que se realizó la semana pasada en Estocolmo, Suecia. Creo que no pude deshacerme de la clasificación esquemática del ellos y nosotros, porque aunque todos hablaban un inglés fluido y uniformado con toques de acentos asiáticos, europeos o americanos, las preocupaciones sobre la red y su libertad tenían tantos matices como necesidades tienen los países con respecto al internet. Pero no todos estos matices tuvieron la misma tribuna para ser expuestos. El programa principal integró mesas de debate en las que los panelistas tuvieron poco espacio para la discordancia. No por falta de tiempo, sino más bien porque los temas se abordaron desde una perspectiva en la que fue evidente la ausencia de análisis sobre las dificultades de acceso en internet en los países poco desarrollados. Muchos de quienes asistimos como espectadores, esperábamos que el énfasis de los panelistas estuviera colocado en dos temas que brillaron por su ausencia. No se dijo nada sobre la poca penetración que tiene internet a nivel mundial y la necesidad de que se trabajen mecanismos de cooperación internacional, para distribuirlo de forma más efectiva, con el objetivo de cubrir en poco tiempo el territorio. Y sorprendentemente las preguntas acerca del ACTA (Acuerdo Comercial Anti falsificación) y SOPA (Acta para detener la piratería en línea), que se colaron desde el público, fueron sorteadas por los panelistas sin profundizar sobre la amenaza que representan para la libertad de la red y de los usuarios en todo el mundo.
Publicar un comentario en la entrada