domingo, 4 de enero de 2009

AUGURIOS 2009


Me gusta empezar años. Es como limpiar la casa después de una fiesta. La basura al basurero para no verla más nunca. Lo nuevo recién doblado para estrenarse y una larga lista de planes para arrancar. Amanecer y acordarse de los anécdotas de la noche anterior y reírse como loco (solo y en voz alta), con esa sensación de oportunidad que ocasiona saber que, como en todo comienzo, hay más futuro que recuentos. 

Se quedan atrás las frustraciones políticas, mi necedad de que con un proyecto como aquel (el partido) las cosas cambian. Me quedo con mi obstinación por la congruencia llevada a todo terreno (público y personal) y con esperanza de que irán sucediendo las cosas que queremos que sucedan: ciudadanos politizados y políticos cercanos a los ciudadanos. 

Despedí el 2008 con tres amigas, corriendo para alcanzar el conteo de los 12 últimos segundos, en la terraza de un bar y empezar 2009 bailando salsa, regué, cumbia y manu chao.  Así que tendré música, amigos y baile. Hicimos una larga caminata para llegar luego a otro sitio en el otro extremo de San Pancho, así que habrá mucho que caminar este año, tendremos energía para hacerlo y seremos equipo. Vimos ballenas divertirse brincando, así que tenemos buenos augurios, nos saltarán grandes sorpresas.

Publicar un comentario