martes, 6 de enero de 2009

PIEDRA, PAPEL Y TIJERA

Uno de los primeros post que escribí en este blog, tenía que ver con esa necedad mía de darle mayor valor a la permanencia que a lo pasajero. De lo que más me acuerdo fue de un largo comentario que me hizo R, en el que aseguraba que el valor asignado era totalmente discresional.
Después de pensarlo un rato, coincidí con él, pero eso no cambió en el fondo mis reacciones aprendidas ni el significado que ese pensamiento "estructural" tiene en mis decisiones y sobre todo en mis evaluaciones. Quiero ahora romper con esos significados, deconstruir la jerarquía y en consecuencia cambiar sus implicaciones. 2008 fue  un año de papeles y tijeras. Yo que apostaba siempre por las piedras, perdí. Ahora, me animaré a jugar con todas las posibilidades, seguro que con eso tengo más "chance", al menos de divertirme.
Publicar un comentario