martes, 24 de febrero de 2009

EL UNIVERSAL reporta Operación DHP*001 (pasen la voz)

Reúnen firmas para exigir que diputados paguen sus impuestos
24-febrero-2009


Foto: Miguel EspinosaMauricio Torres
Mil 230 personas han firmado, ya sea en papel o vía electrónica, la petición que el grupo ciudadano Dejemos de Hacernos Pendejos (DHP) planea enviar a la Cámara de Diputados con el propósito de que los legisladores federales expliquen a través de qué mecanismo les fueron devueltos los impuestos que debían pagar de su aguinaldo de 2008.
Este domingo, integrantes de la agrupación instalaron mesas en cinco puntos del DF —las colonias Polanco, del Valle, Condesa, Centro y Jardines del Pedregal—, donde, afirman, se registraron 400 participantes. Asimismo, en la página web de DHP, en la que continuará la recopilación de firmas hasta el próximo 1 de marzo, se sumaron al movimiento 800 adeptos más.
La demanda de este grupo surge de notas periodísticas publicadas por diarios como EL UNIVERSAL el pasado 11 de diciembre.
En la edición de ese día el rotativo dio a conocer que a los 500 diputados les sería restituido el gravamen sobre su aguinaldo, es decir, 38 mil 899 pesos, mediante compensaciones asignadas a cada fracción parlamentaria. De esa forma, la gratificación íntegra que recibió cada legislador ascendió a 101 mil 604 pesos, en tanto que su sueldo mensual es de 152 mil pesos.
Así, con base en los artículos octavo y 35 constitucionales —que consagran los derechos de petición y de libre asociación para tomar parte en los asuntos políticos—, DHP exige que los miembros de San Lázaro informen cuál fue el mecanismo por el que “han sido recuperados de los impuestos sobre su aguinaldo correspondiente a 2008, por medio de diversas figuras y posiblemente a cargo de las subvenciones con las que cuenta la Cámara (...) y cuyo monto asciende aproximadamente a 500 millones de pesos”.
Otras de las peticiones del grupo son que se revoque la decisión por la cual los diputados han sido recuperados de esos gravámenes, que los coordinadores de los grupos parlamentarios comprueben y justifiquen los gastos de los fondos que hayan recibido y, finalmente, que se proceda por la vía penal si se considera que en esta acción se cometió algún delito.
“Simplemente les pedimos que aclaren el punto y, si les regresaron los impuestos, que los paguen”, señaló Jorge Raúl Nahum, uno de los representantes de DHP.
En entrevista, relató que el movimiento surgió “hace más o menos un año”, cuando grupos de compañeros en la red social Facebook empezaron a expresar preocupación por temas como los secuestros, los robos o la política: “Hasta que en los comentarios surge la cuestión: ‘Sabemos que México está mal, pero ninguno hacemos nada’”.
De ese modo, dijo Nahum, DHP nació ante la conciencia de que “México no está bien” y con la filosofía de que “ya estoy harto de que me veas la cara, de que me engañes”.
“Queremos que sean miles de mexicanos, para que los diputados sepan que no estamos de acuerdo en que todos paguemos y ellos se regresen los impuestos, (aun) con las sumas millonarias que se manejan en el Congreso”, expuso.
Agregó que esta es la primera acción ciudadana que emprende la agrupación y que la meta inicial es juntar 5 mil firmas —el número de personas registradas en la página electrónica de DHP—, “aunque ojalá sean 20 mil”.
Respecto de qué tanta posibilidad existe de que la gente muestre la actitud para ir de la queja a la acción, Nahum respondió: “Estoy convencido de que estamos dispuestos a actuar. Prueba de ello es que llevamos aquí (en el parque Abraham Lincoln, en Polanco) sólo un momento y ya reunimos 100 firmas. Tenemos los elementos jurídicos, personales y sociales para hacerlo”.
Después del proceso de recopilación —detalló—, contarán el total de suscritos, establecerán contacto con la Cámara de Diputados y llevarán la petición por escrito “a más tardar la segunda semana de marzo”. Reconoció, por último, que aún no han pensado en otro tema concreto sobre el cual manifestarse, pero “el que tenga una idea que haga frente a las acciones que afecten a los mexicanos, adelante; esta es una huerta de ideas”.
mauricio.torres@eluniversal.com.mx
Publicar un comentario