jueves, 3 de febrero de 2011

Concha-cuerno


Hoy en la mañana me estacioné frente a una panadería y pensé que me merecía una concha o un cuernito. Mi sorpresa fue que me tope con un a pieza dos en uno. Nunca se me hubiera ocurrido que existían panes híbridos. Parece que los deseos se hacen realidad, no hay que dudar en mezclar masas y colocar cubiertas. Sabía más a concha que a cuerno pero la simple idea de que fuera ambos me hizo el desayuno.
Publicar un comentario