martes, 17 de mayo de 2011

Carrera magisterial mata hummers

Mi columna de hoy en la silla rota....


En el proceso de planear un regalo se puede atravesar por el tentador dilema de imaginarse a uno mismo disfrutándolo, incluso puede pasar por la mente usarlo sin que esté presente el festejado. El capítulo de los Simpson en el que Homero le regala a March una bola de boliche, es el clásico para colocarnos en la mente del que da un obsequio sin tener la menor idea de qué necesita el otro, qué le ilusiona y que lo hará más feliz. Pero al fin y al cabo el que regala normalmente lo hace con sus propios recursos, así que solo es criticable su cinismo para envolver con todo y listón un deseo propio que se le impone al otro.
Recordemos las suntuosas camionetas blindadas que la maestra Elba Esther Gordillo generosamente les regaló a sus maestros favoritos (los líderes del SNTE) en el 2008. Cuando llovieron las críticas sobre la sorpresa que les tenía a algunos docentes, ella se desanimó y aseguró que las rifaría. Probablemente algunos de ellos hayan estado muy ilusionados cuando las llaves de esos camionetones de lujo cayeron en sus manos. El mensaje del regalo estaba muy claro. La recompensa no respondía a su desempeño como profesores, ni al aprendizaje de sus alumnos, ni a la aprobación de algún examen que los colocara en esa situación de homenajeados.
Elba Esther envolvió su deseo de ostentación y contaminación al volante y lo repartió entre sus fieles pilotos. Y hasta hoy ha impedido que a los maestros de México accedan a lo que realmente merecen: Una carrera Magisterial autónoma en la que los incentivos dependan de lealtades y complicidades, sino del desempeño y los resultados. Ahora con su yerno a cargo de la Subsecretaría de Educación Básica, la capacidad de chantaje y simulación de esta cúpula sindical se hace visible hasta en semanarios como NEXOS en dónde Fernando González habla de la reforma en marcha del sistema educativo. Si esa reforma avanza sobre la carretera que ellos mismos han trazado, el rezago de la educación en México seguirá sin un motor potente y hasta activará la reversa. Para él la reforma tiene tres condiciones: “la conectividad total (intercambio de información, construcción del conocimiento, inteligencia colectiva, multi e interdisciplinariedad), generalizar la enseñanza del inglés y evaluación educativa para la que sugiere que los referentes sean las pruebas PISA y ENLACE”. (Revista Nexos No. 401, mayo 2011) leer completo aquí
Publicar un comentario